26 noviembre, 2014

"¿¡Todavía Toma Teta!?"... La Respuesta del Papá


Una voz del otro lado del teléfono le preguntaba "¡¿Todavía toma teta?!". Era una voz familiar, por supuesto, querida y con derecho y libertad para hablar del tema. Pero eso no nos exime de las incomodidades y las molestias que nos genera tener que explicar nuestra postura, justificar nuestra decisión y repeler los cuestionamientos. 

Nótese que digo "no NOS exime" y "las molestia que NOS genera", porque después de esa conversación telefónica que tuve el placer de escuchar parcialmente, ahora más que nunca puedo vernos como un equipo. 

Siempre lo tuve de mi lado... al padre de mi Victoria, mi compañero y esposo. Jamás se opuso y siempre respaldó mis decisiones. Pero la verdad es que no sabía, hasta hace unos días, si su actitud era la de un buen compañero (y nada más) o la de alguien que había analizado la situación y había asumido él mismo una postura consciente. Y es que para ser sincera, debo reconocer que estos temas de crianza, colecho, lactancia y demás siempre los decidí yo, investigué y analicé yo. Es como si él se hubiera limitado a confiar en mí y a apoyarme... hasta hace unos días, cuando supe la verdadera verdad. 

"Sí" respondió él, sin alterarse y con una pequeña sonrisa en el rostro. 

"Y... la verdad que no sabemos si alimenta o no, pero es increíble la contención que le da. Cuando se le pone una vacuna, cuando se golpea, cuando tiene sueño, cuando está incómoda en una situación con desconocidos... Nada puede hacer lo que hace la teta. No importa lo que le pase, la teta soluciona todo. Leche tiene, eso estoy seguro. Y como te digo, no se si la alimenta, no se los componentes que tiene esa leche, pero que le hace bien, le hace bien. Y no veo cómo pueda hacerle mal." 

Todo eso lo siguió diciendo con la mayor tranquilidad y seguridad, sin rebuscar argumentos en su mente, limitándose a describir nuestras cosas cotidianas. 

Y a mí se me llenó el pecho de orgullo. Porque las pocas palabras que él dijo representaban a un papá que apoya, contiene y cumple su función en la dinámica familiar para que la mamá pueda cumplir la suya. 


11 comentarios:

  1. Me ha encantado su repuesta!
    Yo he vivido esa misma situación, aunque mi lactancia se quedó en 21 meses, pero todo lo referente a la crianza lo he decidido un poco yo y él se ha dejado llevar, a veces confiando más, otras esceptico pero somos un equipo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No siempre surge de forma natural, lo importante es ir armando juntos la estructura. Besos, gracias por comentar!

      Eliminar
  2. El papá de la bichilla también se ha convertido en un de los máximos defensores de la teta como solución a todos los problemas de la crianza. Ojalá nos dure mucho tiempo este antídoto maravilloso que sirve para todo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y qué bien que hace su apoyo, no? gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Padrazo! La verdad que mi pareja también apoya y defiende la lactancia.. Es un orgullo. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué lindo poder decirlo! un abrazo!

      Eliminar
  4. ¡Que suerte tenemos! Es verdad que yo empecé antes a informarme pero él fue mi.sostén con las crisis de crecimiento, contra la ayudita del hospital, el que me facilita la lactancia ocupándose de toooodo lo demás. Está empezando a surgir también la paternidad gozosa y consciente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es hermoso poder compartirlo con ellos, sentir su apoyo y su contención. Gracias por comentar. Besos!

      Eliminar
  5. Genial! Una respuesta digna de un padrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdad que sí? me sentí súper contenida como mamá al escucharlo. Gracias por pasar!

      Eliminar
  6. es importante la manternidad de la madre me gustaria que visitaran este enlace para ver el programa de historia clinica materno claps: Aspectos a tener en cuenta en la historia clínica para materno claps

    ResponderEliminar

Espero tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...